Provinciales

En una ceremonia histórica, se proclamó beatos a mártires riojanos

Con la participación de una multitud se celebró la beatificación de Monseñor Enrique Angelelli, quien evangelizó e hizo propias las necesidades de los sectores más pobres de La Rioja, del padre Carlos de Dios Murias, el presbítero Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera, quienes trabajaron a la par del obispo luchando por la justicia social.

Obispos, sacerdotes, fieles, religiosos y peregrinos de distintos puntos del país y también del extranjero se reunieron en el Parque de la Ciudad de La Rioja para testimoniar junto a familiares de los mártires, la proclamación de los beatos.

La celebración inició con cánticos pasadas las 10 de la mañana, bajo un sol radiante, con la presencia de las imágenes de San Nicolás de Bari, de San Francisco y del Niño Alcalde, ante la mirada llena de emoción de fieles se desarrolló la misa que proclamó beatos a nuestros mártires, la misma fue presidida por el enviado del Papa Francisco, el cardenal italiano Giovanni Angelo Becciu.

En primer lugar, el cardenal Becciu expresó el “saludo y abrazo del Papa Francisco”, después saludó a todos los presentes y a la vicepresidenta Gabriela Michetti.

“Modelo de virtud y fortaleza de la fe hasta el martirio” exclamó el cardenal para dar paso, ante el aplauso de la multitud, a escribir en el libro de los beatos el nombre de Monseñor Enrique Angelelli, del presbítero Gabriel Longuevilledel, del padre Carlos de Dios Murias, y del laico Wenceslao Pedernera. Luego de una lectura a una breve reseña de la labor pastoral de Angelelli y de los mártires.

Con la lectura de Carta Apostólica del Papa Francisco se proclamó que los mártires riojanos sean proclamados beatos: “Después de haber obtenido el parecer de la congregación de la causa de los santos, con nuestra autoridad apostólica concedemos  que los siervos de Dios: Enrique Ángel Angelelli Carletti obispo de La Rioja, Gabriel Rogelio Longueville, sacerdote diocesano, Carlos de Dios Murias, sacerdote profeso de la orden de frailes menores y Wenceslao Pedernera, padre de familia, mártires fieles de Cristo, de ahora en adelante sean llamados beatos y que sea celebrado cada año y según las reglas establecidas, el 17 de julio día del nacimiento al cielo”.   

Fuente:
http://www.elindependiente.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *