PORTADA GUÍA COMERCIAL INSTITUCIONES TELÉFONOS
La Secretaría de Turismo y Cultura Municipal, presentó la programación de actividades previstas hasta el 29 del corriente para recibir a los turistas en Perla del Oeste.En el marco de la presentación...
En su despacho, el secretario de Deporte de la provincia, Yamil Menem recibió la visita del intendente del departamento Felipe Varela, Yamil Sarruff.En la oportunidad, el secretario Menem aprovechó para...
El hashtag #FuerzaBilardo fue uno de los más comentados en las primeras horas de este domingo en Twitter. Los posteosEl ex técnico de la selección argentina Carlos Bilardo volvió a ser internado en la...
La Municipalidad de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos, lanzó hace poco una muy buena iniciativa de obra: señalizar con buena cartelería todas las calles de la ciudad. Sin embargo, algo parece haber...
Ha muerto a los 89 años la gran dama de la cultura, la política y la vida pública francesa y europea. El presidente Emanuel Macro asistió a su velatorio y pidió un minuto de silencio, en...
noticias
12-06-2018
El primer ministro holandés limpia lo que ensucia
Clasificación: Internacionales

Mark Rutte fregó las manchas del café que derramó en el vestíbulo del Parlamento

Café con leche en mano, Mark Rutte, primer ministro holandés, se disponía el pasado martes a cruzar las puertas de seguridad internas del Parlamento. No logró pasar a tiempo la mano con el vaso y derramó su contenido. “Ay, caramba”, dijo, al ver el recipiente en el suelo junto a un charco considerable. Sin dudarlo, pidió una fregona. Tras unos segundos de duda, estupor casi, de uno de los guardas de seguridad, Rutte vio a una señora de la limpieza y le arrebató entre risas el utensilio. Resultó ser una mopa seca, de las que se usan para sacar brillo del suelo, pero no se dio cuenta. La pasó por el charco cafetero con buen estilo, mientras Alexander Pechtold, líder de los liberales de izquierda, que le acompañaba, se tronchaba a su lado.

Encantado con la tarea, Rutte bromeó sobre su torpeza y pidió aún una bayeta para quitar las salpicaduras. Le dieron una azul, de las suaves, y la empleada de la limpieza llamó a sus compañeras, que hicieron ademán de completar la labor. Ni hablar. Rutte no pensaba parar hasta dejarlo todo impecable, pero como es muy alto —mide 1,95— se inclinaba para fregar bien el suelo. Las limpiadoras le enseñaron como alargar el palo, y él dio por concluida la tarea entre vítores y aplausos.

El político holandés sabía que le estaban filmando porque mira a la cámara en un par de ocasiones. Pero el pequeño accidente fue real, no fingido, y su reacción parecía espontánea. Como era previsible, ha dado lugar a múltiples comentarios en las redes sociales. Desde el consabido “por fin, un político que limpia su propia basura”, de la BBC. Al más solemne “imagínense lo que haría un político indio en la misma situación”, en The Indian Express. En Holanda han sido más comedidos y algunos medios han recordado que todo ocurrió “el Día Mundial del Medio Ambiente”. Pero nadie niega su falta de aires. Soltero, paga la hipoteca de un piso en un barrio de clase media alta, conduce un coche de segunda mano, y suele almorzar un bocadillo en las cafeterías cercanas al Parlamento.



Compartir:
Opiniones de lectores:
Se encontraron 0 opiniones
No se publicaron opiniones.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Los responsables del sitio pueden no compartir las opiniones expresadas.
Opine sobre esta nota:
Opine sobre esta nota
(*) Datos obligatorios
Publicidades
Consultas en general o publicidad: consultas@chilecito24.com.ar
Recursos Humanos: recursoshumanos@chilecito24.com.ar
Visitas hoy: 7263 - Visitas desde el 01/03/12: 13342397