PORTADA GUÍA COMERCIAL INSTITUCIONES TELÉFONOS
Las Jornadas de Estudiantes Investigadores (JCEI), se llevarán a cabo en la Universidad Nacional de Chilecito, el 19 y 20 de septiembre con el objetivo de que los estudiantes de todas las carreras,...
Mientras se preparaba para asumir en la cartera de Desarrollo Social, el Doctor Juan Santander explicó los motivos que lo impulsaron a aceptar la propuesta. "El Gobernador nos dijo que tenemos total...
No está implementada y ya venció el plazo para su reglamentación. Casi 3.500 chicos podrían cobrar unos 8.600 pesos por mes.El 4 de julio, y por unanimidad, la Cámara de Diputados convirtió en Ley la reparación a hijos e hijas de madres víctimas de femicidio. Son casi 3.500 chicos que se quedaron sin madre porque fueron asesinadas. Son las víctimas colaterales de los crímenes de mujeres que no bajan en Argentina: uno cada...
Ser mezquino, o "tener un cocodrilo en el bolsillo" es una conducta no muy agradable para muchos y mucho más común de lo que se cree en varios signos del zodíaco. Ser tacaño es una conducta poco agradable y en especial para aquellos que desean comenzar una relación con una persona 'dura' para sacar la billetera a la hora de pagar. Es, como quien dice, "tener un cocodrilo en el bolsillo". El "mezquino" tiende a...
La cantante y guitarrista canadiense describió los años en los que padeció la enfermedad de Lyme como los peores de su vida. Lanzará la primera canción...
noticias
09-10-2017
Un argentino, a prisión en Uruguay por estafar ancianas
Clasificación: Internacionales

Con la maniobra de "secuestro virtual" se quedaban con dinero y joyas

Mamá! ¡Me asaltaron!", fue lo que escuchó Dolores, una mujer de 90 años que vive en el barrio de Pocitos cerca de la rambla uruguaya, cuando una llamada sorpresiva la despertó a las dos de la madrugada. Asustada, la mujer escuchó el relato de la que creyó que era su hija. "Dales todo lo que tengas, ponelo en una bolsa y por favor no llames a la policía porque me van a matar", le dijo la mujer. Temblorosa, sorprendida y asustada, Dolores juntó sus cosas, apurada para que sus cosas sirvieran para recuperar a su hija.

Una cadena de oro y nácar, con la Cruz de Benito, aquella otra cadena que conservó tantos años, con la Virgen Milagrosa, un anillo de oro de varios tonos de colores, los dólares guardados en el apartamento, que eran USD 2700, y los pesos uruguayos que tenía con ella, unos 35 mil, equivalente a poco más de mil dólares: todo dentro de una bolsa con la que bajó a la recepción.

Después llamó a la Policía y fue ahí cuando se dieron cuenta que la hija de la anciana dormía tranquilamente y que Dolores había sido estafada.

Lo mismo le pasó a dos mujeres de 86 y de 87 años, mientras que los estafadores no lograron convencer a un hombre de 48 y a una mujer de 57 que desconocieron la voz de los que se hacían pasar por familiares secuestrados.

La policía comenzó a investigar los casos, encontrar patrones comunes y logró ubica a una joven argentino de 21 años que estaba hospedado en un hotel de Pocitos y que era el que retiraba el dinero obtenido en las estafas. Éste contó que lo habían contactado desde Buenos Aires, y que por mensaje de teléfono (WhatApps) le avisaban el lugar al que tenía que ir a retirar la bolsa con las joyas y dinero.

Admitió que recibía "un 30% del botín obtenido", y que eso le reportó unos 20.000 dólares. Dijo que "en cuatro oportunidades, en horas de la noche, fue a buscar bolsas con dinero y joyas que dejaban las víctimas engañadas por los perpetradores, que les hacían creer que sus familiares corrían peligro si no accedían a lo solicitado". También dijo que había comprado "una moto eléctrica y un automóvil para desplazarse por Montevideo".

El juez penal Nelson dos Santos le imputó el delito de estafa, tomando en consideración que habían "elementos de convicción suficientes" para presumir que "en reiteradas ocasiones y presidida por una única decisión en enjuiciado, con la colaboración de otras personas desde la República Argentina, logró inducir en error a varias personas pensando que tenían un familiar secuestrado o lastimado" quienes "ante la solicitud de dinero y joyas procedían a entregarlas de la forma solicitada".

"Con dichas conductas el encausado obtuvo importantes beneficios económicos, en daño de terceros a sabiendas de ello y que se había montado una escena por demás creíble", dijo el juez. Le impuso la medida cautelar de prisión preventiva.



Compartir:
Opiniones de lectores:
Se encontraron 0 opiniones
No se publicaron opiniones.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Los responsables del sitio pueden no compartir las opiniones expresadas.
Opine sobre esta nota:
Opine sobre esta nota
(*) Datos obligatorios
Publicidades
Consultas en general o publicidad: consultas@chilecito24.com.ar
Recursos Humanos: recursoshumanos@chilecito24.com.ar
Visitas hoy: 4444 - Visitas desde el 01/03/12: 13970435