PORTADA GUÍA COMERCIAL INSTITUCIONES TELÉFONOS
Será el venidero 8 de Octubre en nuestra ciudad; se trata de un nuevo desafío del Mountain Bike XC Marathón que recorrerá 75 kilómetros desafiando tus límites.Esta competencia que se llevará a cabo en nuestra...
Dijo el secretario de hacienda del municipio capitalino, José Martínez tras exponer el funcionamiento financiero de la comuna. Remarcó que "esta es una de la gestiones más transparentes en mucho tiempo,...
Es de un puestero que dice haber apuñalado a una persona desconocidaDurante su exposición en el Senado, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich,...
Investigadores de la Universidad de Binghamton, Nueva York, desarrollaron el siguiente paso en las células de combustible microbianas (MFCs): una batería que se activa por medio de saliva humana y se puede utilizar en condiciones extremas donde las baterías normales no funcionan. Durante los últimos cinco años, el profesor de Ingeniería Eléctrica y Computación de la Universidad de Binghamton,Seokheun Choi,...
Centro neurálgico del Gobierno estadounidense, el Ala Oeste de la Casa Blanca es testigo de las tramas, las intrigas, los pulsos por el poder y las grandes decisiones que marcan la historia del...
noticias
12-08-2017
El enigma de la cena que acabó con dos amigos muertos en Francia
Clasificación: Internacionales

El incidente tenía en ascuas al pueblo de Authon-du-Perche y, aunque las primeras hipótesis sugerían un envenenamiento o una intoxicación alimentaria na cena de verano en una terraza de una casa con jardín. Dos amigos mueren de forma simultánea. No hay signos de violencia. ¿Envenenamiento? ¿Doble suicidio? Este fue el enigma que se instaló en el pueblo francés Authon-du-Perche el pasado jueves. Una autopsia realizada una semana después ha destapado el misterio. No hubo asesinato o intento de suicidio. Fueron dos muertes paralelas fruto de una trágica casualidad en lo que podría haber sido el escenario perfecto para una novela negra de Gaston Leroux.

Lucien Perrot, de 69 años, había invitado a su casa a Olivier Boudin, de 38, a una agradable cena veraniega en su casa.

Los platos y cubiertos seguían sobre el mantel de cuadros rojos y blancos, lo que hacía pensar en una posible intoxicación.

A la mañana siguiente, una vecina vio desde su ventana a Boudin, tumbado de espaldas sobre el suelo. Al principio, pensó que había sido atrapado por Morfeo y que después de una gran noche necesitaba descansar para paliar la resaca. Como la mujer había oído música la noche anterior, no se inquietó, contó al diario 'Le Parisien'.

La desagradable sorpresa se produjo al mediodía cuando esta vecina, preocupada por el efecto de los rayos de sol, se acercó a despertarlos para evitar una insolación. Fue entonces cuando se dio cuenta de que no estaban dormidos, de que no respondían a sus gritos ni al agua que les echaba en la cara. En ese momento, dio la voz de alarma. Estaban muertos.

La Policía descartó desde el primer momento de que se tratara de una agresión porque no había signos de violencia. Se comprobó que ambos hombres parecían haber muerto de forma simultánea, aunque aún no se sabía cómo se habían producido los dos fallecimientos.

El suceso ha mantenido en vilo al pueblo francés hasta el día de ayer, cuando la autopsia aclaró lo que realmente había pasado. No se trataba ni de un asesinato, ni de un suicidio, ni de un envenenamiento.

Al parecer, Perrot se atragantó con un trozo de carne. En los análisis de sangre se detectó un nivel de alcohol en su cuerpo de 2,45 gramos por litro, por lo que se encontraba ebrio en el momento del incidente. Un estado como ese puede producir graves alteraciones en la coordinación motora, problemas perceptivos y comportamientos impulsivos e impredecibles.

Boudin, que también había bebido, sufría cardiomegalia, un aumento anormal del corazón. Todo apunta a que, ante el shock que le supuso ver a su amigo atragantarse hasta expirar, sufrió una crisis cardíaca que le llevó a la muerte también.

Pero, como señala la prensa francesa, las botellas de vino y las cervezas son las principales pruebas de que se trataría de dos fallecimientos accidentales y de que no había terceras personas. Tan solo un invitado inesperado: la mismísima muerte.

 



Compartir:
Opiniones de lectores:
Se encontraron 0 opiniones
No se publicaron opiniones.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Los responsables del sitio pueden no compartir las opiniones expresadas.
Opine sobre esta nota:
Opine sobre esta nota
(*) Datos obligatorios
Publicidades
Consultas en general o publicidad: consultas@chilecito24.com.ar
Recursos Humanos: recursoshumanos@chilecito24.com.ar
Visitas hoy: 3652 - Visitas desde el 01/03/12: 10853936